El Volvo V90 Cross Country 2017 es una variante del Volvo V90 preparada para circular por zonas sin asfaltar de dificultad moderada.

El Volvo V90 Cross Country 2017, tiene una altura libre al suelo 60 milímetros mayor que el modelo del que deriva y unas protecciones de plástico en la carrocería. La tracción es siempre en las cuatro ruedas.

Está disponible con cuatro motores, dos Diesel D4 de 190 CV y D5 de 235 CV y dos de gasolina T5 de 254 CV y T6 de 320 CV. Todos ellos son de cuatro cilindros.

En el D4, el cambio puede ser manual o automático, en el resto es siempre automático.

El nuevo Volvo V90 Cross Country 2017, tiene un sistema de ayuda de descenso de pendientes y un modo de conducción llamado Off-Road que modifica la respuesta del motor y la caja de cambios (si es automática) para adaptarse a la circulación fuera del asfalto.

El precio de venta parte de 56.873 euros, que corresponde a la versión V90 Cross Country D4 con cambio manual.

Apenas hay variaciones en la comodidad de marcha entre un Volvo V90 y V90 Cross Country. Debido a la mayor altura del segundo, la carrocería sufre un balanceo sutilmente mayor en las curvas, pero las diferencias son pequeñas tanto desde el punto de vista del confort como de la agilidad en las reacciones.

La altura libre al suelo de la carrocería es 210 milímetros, la misma que tiene el Volvo XC70, modelo al que reemplaza.

Una distancia libre al suelo grande mejora los ángulos característicos, que son los que marcan la diferencia a la hora de salvar obstáculos, para que estos no golpeen con los bajos del coche.

Sin embargo, esto no quiere decir que el Volvo V90 Cross Country 2017, sea un todoterreno puro o igual de capaz que el Renegade Trailhawk, primero porque sus ángulos de ataque característicos son distintos y segundo porque no dispone de algunos elementos que mejoran la capacidad de avance en situaciones complicadas.

Los 60 mm adicionales de altura al suelo con respecto al V90 se deben a cambios en la suspensión y también a unos neumáticos con un perfil mayor.

Las dimensiones de los neumáticos de serie son 235/55 R18, mientras que las del V90 son 225/55 R17 (245/45 R18 en D5, T5 y T6). En opción hay unas llantas de 19 pulgadas sobre las que van montados unos neumáticos de medidas 235/50.

El V90 Cross Country mide 4939 milímetros de longitud, por lo que es 3 milímetros más largo que el V90. Esto se debe a que los parachoques del Cross Country son diferentes, un poco más voluminosos.

El espacio para ocupantes y carga, así como la calidad de recubrimientos de los materiales del interior, que es muy elevada, son iguales que en el V90.

Está disponible con dos niveles de equipamiento: el básico y otro superior denominado Pro. La diferencia de precio entre ambos, a igualdad de motor, es de 4.276 euros.

Entre los elementos de equipamiento que son de serie desde el nivel básico están los faros de ledes, un control electrónico de descenso de pendientes, sensores de aparcamiento traseros y varias ayudas a la conducción.

El nivel Pro añade faros antiniebla y asientos delanteros de cuero con regulaciones eléctricas y función de memoria que, opcionalmente y solo en caso de escoger el Pro, se pueden completar con funciones de ventilación, masaje o ajuste en anchura.

La lista de elementos de equipamiento opcionales en el Volvo V90 Cross Country 2017, es muy extensa y puede incrementar en un porcentaje importante el precio base del coche.

Volvo V90 Cross Country 2017

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.