Volkswagen I.D. Presentación del Golf 2020, Conducción, Exterior e Interior

0
1334

Esta es la presentación del Volkswagen I.D., el que puede ser el Golf del futuro 2020 no muy lejano.

El I.D. es un vehículo eléctrico altamente automatizado que puede recorrer distancias de 400 a 600 km con una sola carga de la batería. La versión de serie del I.D. podría lanzarse en 2020 con precios similares al de un potente Golf bien equipado. No obstante, Volkswagen va aún más allá con este prototipo: en el modo «I.D. Pilot», el vehículo eléctrico conduce de forma autónoma. Esta tecnología llegará a la producción en serie a partir del 2025. Además, el objetivo de Volkswagen es vender un millón de vehículos eléctricos al año a partir de 2025. La versión de serie del I.D. contribuirá decisivamente en la puesta en marcha del mercado de la movilidad eléctrica.

Es un hecho que el I.D. enlaza el mundo digital interconectado con el automóvil de propulsión eléctrica el cual, si el conductor lo desea, puede conducir de forma autónoma. Al mismo tiempo surge también un visionario diseño para los vehículos eléctricos futuros orientados al conductor. Es positivo, sincero y puramente fascinante. A través de este nuevo lenguaje de diseño, Volkswagen pone de manifiesto la conducción eléctrica y autónoma –parámetros que transforman profundamente el concepto de movilidad. También en el interior. El clásico puesto de conducción se convierte en el centro interactivo de un espacio habitable móvil con ambiente de salón –el extremadamente versátil «Open Space». La amplitud de este espacio y su intuitiva y clara funcionalidad conducen a una nueva experiencia de la movilidad

El presente y el futuro se funden. El I.D. representa el mundo del «futuro». El «Mañana» se plasma en el e-Golf de la nueva generación con una autonomía de cero emisiones de hasta 300 kilómetros y un nuevo sistema de control gestual. El mundo del «presente» se manifiesta a través de modernísimos modelos Volkswagen como el nuevo Tiguan que, con sus sistemas «Active Info Display» y «Head-up Display», introdujo la digitalización en el habitáculo. De este modo, con el Tiguan, el e-Golf y el prototipo I.D., Volkswagen une tres épocas que indican juntas el camino del presente hacia el futuro.

2020 y 2025 en un solo automóvil. El I.D. muestra, por primera vez, el nuevo lenguaje de diseño icónico de Volkswagen para vehículos eléctricos de la gama compacta. El claro e icónico diseño interior y exterior, orientado completamente al conductor, y el motor de cero emisiones son un reflejo del año 2020. Insistimos: el I.D. es sólo un prototipo, pero el I.D. llegará. En los próximos cuatro años. La conducción autónoma es un pequeño adelanto del año 2025. Y así es como el I.D. se convierte en el protagonista automovilístico de la progresiva estrategia de la marca Volkswagen «Think New.». La base de esta estrategia está compuesta por cuatro campos de innovación centrales, todos ellos reflejados en el nuevo lenguaje de diseño para vehículos eléctricos y, con ello, también en el I.D.:

  • Sostenibilidad inteligente (Smart Sustainability) – Volkswagen fomenta el desarrollo de innovadores modelos eléctricos.
  • Conducción autónoma (Automated Driving) – Gracias a la conducción autónoma, Volkswagen fabricará automóviles aún más seguros y confortables.
  • Manejo intuitivo (Intuitive Usability) – Volkswagen apuesta por vehículos intuitivos con nuevos conceptos de indicación y manejo.
  • Comunidad interconectada (Connected Community) – Volkswagen interconectará en el futuro las personas, los automóviles y el entorno a través de una identificación del usuario de Volkswagen (User ID).

 

 

 

 

 

I.D.– Vehículo eléctrico con potencial de bestseller

Concepto automovilístico de una nueva era. El I.D. es el primer prototipo compacto de Volkswagen fabricado en base a la Plataforma Modular Eléctrica (MEB) cuyo concepto se ha adaptado a la propulsión puramente eléctrica. La vanguardista «MEB» es la respuesta a las exigencias centrales de movilidad del futuro. La nueva arquitectura automovilística del I.D. es un hito en el desarrollo de automóviles de Volkswagen AG. Al mismo tiempo, el I.D. es la base de desarrollo de muchos otros vehículos de propulsión puramente eléctrica. El concepto del I.D. es una garantía del mejor confort de conducción, un óptimo aprovechamiento del espacio, la máxima seguridad y una sostenibilidad vanguardista. El prototipo redefine los parámetros «propulsión», «espacio» y «confort». Esto se acentúa a través de:

  • Las largas batallas con voladizos extremadamente cortos.
  • Una estructura del tren delantero que, además de ofrecer la máxima seguridad, posibilita un amplio giro de las ruedas delanteras y, con ello, un radio de giro sensacionalmente pequeño de sólo 9,9 m.
  • La batería plana de ión de litio, integrada en los bajos del vehículo, que rebaja el punto de gravedad del automóvil y contribuye a la distribución óptima del peso de los ejes.
  • Un eje trasero de articulación múltiple con unidad propulsora integrada y chasis auxiliar desacoplado, este diseño de ejes es sinónimo de una dinámica de conducción óptima y la mejor acústica.

El I.D. tiene el potencial de hacer historia.

El estreno mundial en París del I.D., de claro e icónico diseño, marca un momento de cambio para Volkswagen. El automóvil es tan revolucionario como lo fue el Escarabajo hace siete décadas y el primer Golf hace cuatro–ambos Volkswagen se han convertido en dos de los automóviles de más éxito mundial de todos los tiempos. El I.D. también tiene el potencial de hacer historia.

El prototipo es un polivalente compacto que con su gran autonomía eléctrica y un atractivo precio podría convertir el tema de los «vehículos eléctricos» en una obviedad. El conductor puede activar el modo de conducción autónoma «I.D. Pilot» tocando el logotipo VW situado en el volante.

En este caso, el volante ajustable y escamoteable se sumerge en el cuadro de instrumentos formando una unidad con el salpicadero. En el modo automático se acentúa el ambiente de salón del concepto «Open Space» –el diseño interior completamente nuevo del I.D.

La arquitectura del concepto de propulsión, con un motor eléctrico en el eje trasero y una batería de alto voltaje ubicada en el suelo del automóvil, proporciona más espacio, más luz, más flexibilidad y más libertad de la que jamás se haya ofrecido en un automóvil con una longitud ligeramente por encima de los cuatro metros.

El I.D. es un modelo eléctrico compacto que aumentará la oferta de modelos de gran volumen de Volkswagen junto con bestsellers como el Polo, el Golf, el Tiguan y el Passat.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.