El Ford Edge es un todoterreno de mayor tamaño que el Kuga. Tiene cinco plazas y la longitud de su carrocería es de 4,81 metros.

Hay dos versiones del Edge, ambas con un motor Diesel de cuatro cilindros y dos litros de cilindrada: 2.0 TCDi de 180 CV con cambio manual de seis velocidades y 2.0 TDCi Bi-Turbo de 210 CV con cambio automático de doble embrague Powershift y también seis velocidades.

La tracción es siempre en las cuatro ruedas, de tipo conectable automáticamente mediante un embrague situado a la entrada del diferencial trasero.

El Ford Edge 2.0 TDCi 180 CV cuesta 39.225 euros y la versión 2.0 TDCi Bi-Turbo de 210 CV está en venta desde 46.225 euros.

El Edge es un vehículo confortable gracias, entre otras cosas, a una suspensión que filtra muy bien las irregularidades del asfalto y a un aislamiento acústico muy bien conseguido.

Además, a pesar de ser un vehículo pesado y voluminoso, su respuesta en curva es hasta cierto punto ágil y el tacto de conducción, muy agradable.

Hay rivales que son más cómodos, un Mercedes-Benz Clase GLE o un Audi Q7 y otros que son más ágiles como un Porsche Cayenne, por ejemplo pero en general, Ford ha conseguido un buen equilibrio entre ambos aspectos.

Ambos motores funcionan con suavidad y mueven con agilidad al vehículo, aunque tienen poca fuerza cuando giran a pocas revoluciones.

El Edge tiene un habitáculo muy amplio en el que cinco adultos pueden viajar con desahogo, algo que no es posible en muchos de sus rivales. El maletero también es grande en términos absolutos, 602 litros.

En general, todo el habitáculo del Ford Edge, está recubierto de plásticos con buen aspecto y bien ajustados entre sí.

Hay cuatro niveles de equipamiento: Trend, Titanium, Sport y Vignale.

En todos ellos forman parte del equipamiento de serie elementos como el airbag de rodilla para el conductor, el asistente de colisión con frenado automático de emergencia, el sistema de cambio automático de luces, la alerta por cambio involuntario de carril, la cámara trasera de ayuda al estacionamiento, el detector de señales de tráfico y el sistema multimedia SYNC2 con pantalla táctil de 8 pulgadas.

El nivel de equipamiento más completo Vignale, tiene un habitáculo recubierto con materiales de más calidad, pequeños cambios estéticos y un servicio postventa con prestaciones que no están disponibles en otras versiones.

Por ejemplo, el cliente tiene a su disposición un asistente personal durante las 24 horas para solucionar incidencias relacionadas con el vehículo y un servicio de programación de revisiones con entrega y recogida del vehículo a domicilio.

Otros sistemas de ayuda a la conducción disponibles para el Edge son el sistema de aparcamiento semi-automático en línea y en batería, el conductor solo tiene que actuar sobre los pedales y el vehículo gira el volante por sí mismo, el programador de velocidad activo con aviso de posible colisión y detección de peatones, el detector de vehículos en el ángulo muerto y el limitador de velocidad adaptativo, con este sistema el coche ajusta la velocidad del programador de acuerdo con lo que lee el sistema de reconocimiento de señales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.