El Toyota Concept-i, es un prototipo eléctrico que define el futuro de la movilidad según Toyota. Mide 4,51 metros de longitud, 1,83 metros de anchura y 1,47 metros de altura y está pensado para cuatro ocupantes.

La autonomía del Toyota Concept-i, es de 300km aproximadamente.

Empleando la inteligencia artificial, como un aliado que entiende a las personas, este vehículo aspira a convertirse en un coche que defina una nueva era de la automoción.

Toyota tiene previsto realizar en Japón hacia 2020 pruebas en carretera de vehículos equipados con algunas de las funciones de este prototipo y para 2025 podríamos verlos en las carreteras.

El Toyota Concept-i determina las emociones y el nivel de atención leyendo las expresiones, las acciones y el tono de voz del conductor de una forma compleja.

Compara información general, como noticias de la web, con información sobre personas, como actividad en las redes sociales, información de posicionamiento GPS e historial de conversaciones en el vehículo, y determina las preferencias del conductor en función de los temas que se plantean de forma recurrente.

Toyota Concept-i

Se emplean tecnologías que entienden a las personas, para cosas tales como medir las emociones o determinar las preferencias.

A partir de esta tecnología, la serie Toyota Concept-i proporciona una valiosa innovación en el ámbito de la seguridad (PROTECCIÓN) y las nuevas experiencias de pasión a volante (INSPIRACIÓN).

Además de las condiciones externas del vehículo, el Toyota Concept-i determina el estado del conductor por medio de una tecnología que entiende a las personas y controla la fiabilidad del conductor y el vehículo.

Por ejemplo, si la fiabilidad del vehículo es elevada y se considera necesaria una asistencia al mismo, como en un momento en el que el conductor se vea superado por una situación peligrosa o de gran estrés, el Concept-i pasa a conducción automatizada.

Toyota Concept-i

A partir del concepto de asistente de movilidad de Toyota para la conducción automatizada, que tiene por objeto supervisar y asistir a los conductores cuando sea necesario, el Concept-i ofrece una orientación segura.

El Toyota Concept-i entabla una conversación basada en las emociones y las preferencias del conductor. El vehículo sugiere temas de interés en función del estado de ánimo del conductor, lo que da lugar a un estilo de conversación libre y bilateral totalmente nuevo.

El diseño del vehículo comprende un habitáculo con una silueta futurista proyectada hacia delante y un interior sencillo y abierto, y a partir del Agente de Inteligencia Artificial situado en el centro del cuadro de mandos, el tema de diseño fluye desde dentro hacia fuera con un estilo sin interrupciones, en que el diseño del cuadro de mandos continúa hacia el exterior de la carrocería.

Toyota Concept-i

Por otra parte, ofrece una nueva experiencia de usuario a través de una interacción intuitiva de la tecnología HMI ?interfaz hombre-máquina? con el Agente de Inteligencia Artificial mediante un visor frontal 3D.

Galería Imágenes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.