En noviembre de 2017 BMW pondrá a la venta el BMW X3 2018, la tercera generación del todoterreno X3, será más grande, más ligero y con más equipamiento y potencia que el modelo precedente.

Su carrocería mide 4,71 metros de longitud, 1,89 m de anchura y 1,68 m de altura. El volumen del maletero, 550 litros, no cambia y es muy parecido al de sus principales rivales.

Bajo el piso hay un doble fondo de formas irregulares donde va alojado un kit de reparación de neumáticos y algunas herramientas.

El nuevo BMW X3 estará disponible en un primer momento con dos motores Diesel, de 190 CV y 262 CV, junto a uno de gasolina de 360 CV.

En diciembre de 2017 BMW añadirá a la gama otro motor de gasolina de 252 CV y a principios de 2018 otro más 184 CV.

Todos los motores van asociados a una caja de cambios automática de convertidor de par y ocho relaciones y a un sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Más adelante habrá versiones con motores de menor potencia y con tracción sólo en las ruedas traseras.

En la consola hay un mando llamado Driving Experience Control con el que el conductor puede elegir entre diferentes programas, ECO PRO, CONFORT, SPORT y SPORT+, que modifican entre otras cosas, la respuesta del motor al acelerador, el funcionamiento del cambio automático y la actuación de las ayudas electrónicas. El programa SPORT+ sólo está disponible en las versiones más potentes.

El equipamiento disponible es más abundante y moderno. Una de las novedades es la llave opcional con pantalla, denominada BMW Display Key, desde la que se puede consultar información acerca del vehículo como el estado de las puertas, el nivel de carburante y los trabajos de mantenimiento pendientes.

Otros elementos disponibles son un programador de velocidad activo, un asistente de mantenimiento de carril, una alerta por presencia de vehículos en el ángulo muerto de los retrovisores, un sistema de proyección de información en el parabrisas y unos sistemas multimedia compatibles con el sistema operativo CarPlay de Apple.

Hay tres líneas de equipamiento opcionales: xLine, Luxury Line y M Sport. Las diferencias entre ellas son principalmente de tipo estético.

En todas ellas son de serie los faros de ledes, los «asientos deportivos», el climatizador de tres zonas, el portón con apertura y cierre automáticos y los respaldos traseros abatibles y regulables en inclinación que están divididos en una proporción 40:20:40.

Opcionalmente, los asientos delanteros pueden tener calefacción y ventilación. El tamaño de las llantas disponibles está comprendido entre 18 y 21 pulgadas.

La suspensión es independiente en ambos ejes de ruedas y de tipo paralelogramo deformable y hay dos opcionales. Una se llama «chasis deportivo» y está incluida como elemento de serie en la línea de equipamiento M Sport y es opcional en el resto.

Se diferencia de la estándar porque los muelles y los amortiguadores son más firmes y porque las barras estabilizadoras son más rígidas.

La segunda opción en cuanto a suspensión consiste en unos amortiguadores de dureza variable controlados electrónicamente. Estos pueden funcionar de forma automática, van cambiando la dureza en base al estilo de conducción y al estado de la calzada, o bien, el conductor elige el grado de dureza deseado entre los distintos niveles posibles.

El ángulo de ataque es 25,7º, el ventral es 19,4º y el de salida es 22,6º. La distancia de la carrocería al suelo es 20,4 cm, la profundidad máxima de vadeo es 50,0 cm y el coeficiente aerodinámico de la carrocería (Cx) es 0,29.

Reseña
BMW X3 2018
Artículo anteriorMercedes-Benz GLA 2017
Artículo siguienteSubaru XV 2018

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.