El Porsche 911 GT2 RS 2018 es la versión más potente de la actual gama 911 gracias a un motor de gasolina sobrealimentado de 700 caballos.

Ocupa el lugar que dejó el 911 GT2 RS de 2010, un modelo que Porsche ofreció en una edición limitada a 500 unidades en el año 2010. Está en venta por 326.934 euros.

El motor es una variante del seis cilindros bóxer de los 911 Turbo y Turbo S, pero con una serie de cambios que dan como resultado una potencia notablemente superior: 700 CV (94 más que el 911 Turbo S Exclusive Series, el que hasta la fecha era el 911 más potente).

Para conseguir estos resultados, Porsche ha instalado unos turbocompresores más grandes, un nuevo sistema de refrigeración y un escape de titanio que, además, es 7 kilogramos más ligero que el utilizado en el 911 Turbo.

Al igual que ya ocurrió con la versión GT3 RS 2015, el GT2 RS pierde el cambio manual de seis velocidades en favor de uno automático de doble embrague y siete relaciones (PDK).

La tracción es en las ruedas traseras y el sistema de dirección actúa tanto en las ruedas delanteras como las traseras, este sistema ya lo tienen otras versiones de la gama.

El efecto del diferencial autoblocante posterior está apoyado por el «Porsche Torque Vectoring Plus», un sistema que frena la rueda interior al giro para facilitar la toma de curvas de baja y media velocidad.

De acuerdo con los datos proporcionados por Porsche, el 911 GT2 RS es el vehículo más rápido que comercializa actualmente.

Puede acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y tiene una velocidad máxima de 340 km/h, con un consumo medio de combustible de 11,8 litros a los 100 km.

Para reducir el peso del 911 GT2, se han utilizado materiales ligeros en la fabricación de muchas piezas del vehículo.

Así, son de plástico reforzado con fibra de carbono las aletas, el capó, las cubiertas de los retrovisores exteriores, las tomas de aire laterales o la estructura de los asientos, que son siempre de tipo baquet.

El techo está fabricado en magnesio, el sistema de escape en titanio y los discos de freno, con material carbocerámico. Con el objetivo de reducir aún más el peso, Porsche da la posibilidad de eliminar el sistema multimedia y el climatizador, dos elementos que se incluyen de serie.

Opcionalmente, Porsche también ofrece el denominado «Weissach Package», que reduce el peso total del vehículo en 30 kilos más.

Con este paquete, las barras estabilizadoras, el aro del volante y las levas de cambio son de fibra de carbono, mientras que las llantas son de magnesio.

También incluye una jaula de seguridad para el habitáculo fabricada en titanio y se eliminan las alfombrillas.

Además de por los distintos cambios mecánicos, el 911 GT2 RS se distingue del resto de versiones de la gama 911 porque tiene unos parachoques distintos, un alerón posterior fijo de grandes dimensiones y dos salidas de escape encastradas en el difusor aerodinámico posterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.