El Smart vision EQ fortwo es la visión de Smart de un pequeño vehículo de dos plazas que anticipa cómo serán los coches urbanos del futuro, eléctricos, autónomos y enfocados al uso compartido.

Según smart, el vision EQ fortwo responde ante la creciente demanda de vehículos de uso compartidos, basándose en los datos que ofrece la empresa car2go que utiliza vehículos smart fortwo eléctricos con 2,6 millones de usuarios en todo el mundo.

Los usuarios de este prototipo no necesitan buscar un vehículo libre, como sucede en la actualidad, sino que se le puede solicitar mediante un dispositivo móvil y es el propio coche el que acude al lugar acordado.

Según smart, todos los Smart vision EQ fortwo estarían conectados, de forma que se optimizarían los trayectos, se reduciría el volumen del tráfico y se aprovecharían mejor las zonas de aparcamiento.

El usuario puede saber que coche es el que viene a recogerle porque se puede personalizar el vehículo solicitado de varias maneras. La principal es mediante un panel frontal y también mediante unas superficies de proyección laterales.

Cuando el vehículo no está ocupado, éste muestra información de interés como eventos locales, el tiempo, noticias o la hora.

Smart vision EQ fortwo

El panel frontal también muestra si el coche está ocupado por una o dos personas. Esto es para que aquellos usuarios que lo deseen, puedan contactar con otras personas, para compartir el viaje.

Según Smart los posibles ocupantes son propuestos a partir de sus perfiles previamente definidos y el destino definido en cada momento, pudiendo aceptarse o rechazarse en cualquier caso.

Sus dimensiones son similares a las del smart fortwo: 2,70 metros de longitud, 1,72 de anchura y 1,53 de altura.

Las ventanillas tienen un revestimiento que permite proyectar en ellas información desde el interior. Las puertas se abren rotando por encima del eje trasero, lo que, según smart, ahorra espacio y facilita el acceso de los ocupantes.

Smart vision EQ fortwo

La batería Smart vision EQ fortwo tiene 30 kWh de capacidad. El vehículo se traslada de manera autónoma a un punto de recarga cuando no está ocupado, además pueden conectarse a la red eléctrica por inducción para entregar energía.

Este vehículo no tiene mandos para el conductor, carece de volante y pedales y todas las funciones del vehículo se controlan mediante el dispositivo móvil personal o comandos de voz.

El habitáculo es de color blanco y el cuadro de instrumentos ha sido sustituido por una pantalla de 24 pulgadas.

Smart vision EQ fortwo

Los asientos convencionales se sustituyen por una banqueta para dos ocupantes que va tapizado en un material que se asemeja al cuero blanco y que, según smart, resulta fácil de limpiar. Además, hay un reposabrazos central escamoteable que también puede tener la función de separar a los pasajeros o depositar objetos.

Se pueden transportar objetos más voluminosos, bien en un hueco situado bajo la banqueta de los asientos o bien en el suelo, donde se pueden sujetar mediante unas cintas elásticas.

Galería de imágenes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.